©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

Ran

Actualizado: 28 de jun de 2019

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Hoy os traigo mi tan amado rincón de la nostalgia, donde recordamos algunos de los clásicos asiáticos que nos han llevado a donde hoy en día estamos. Un repaso que tendrá muchas más partes en el futuro y que espero que os guste. Sin más dilación, hoy os traigo una película del gran Akira Kurosawa, para algunos, el mejor director de la historia. Ran es la cinta que nos ocupa, estrenada en 1985 y ganadora de un Oscar de la academia a Mejor Vestuario, y no es de extrañar. Recordemos que estuvo nominada a otras 3 categorías también, entre ellas, Mejor Director, un honor que pocos han podido tener. Si a algo hemos de tachar de perfecto en esta vida, sería el buen hacer de Kurosawa, un maestro, una leyenda.



En el Japón medieval, el poderoso señor Hidetora decide abdicar y repartir sus dominios entre sus tres hijos. El menor considera que la idea es absurda y sólo servirá para causar problemas. Su padre, enfurecido, lo deshereda. Muy pronto descubrirá su error: la ambición hará que sus hijos mayores se enfrenten por el poder en una cruenta guerra. Se inspira en el drama de Shakespeare "El rey Lear".


La película comienza dejándonos absortos por su vestuario, localización y colorido. Todo ello es bello, y va más allá de la simple belleza, hay cuerpo, hay densidad, hay una conversación entre Hidetora y sus hijos que bien podría decirse que es de lo mejorcito que se ha visto en el cine. Todo es hipnotizante, incluso cada palabra que sale de la boca de los personajes e incluso cada silencio que presenciamos. No tiene pérdida, ya que gracias a este inicio estaremos las 3 horas de duración de la película atrapados en su época, perfectamente ambientada.



Cada plano está perfectamente calculado, planificado y detallado. Hay calidad, mucha, y eso se nota en el desarrollo de cada uno de esos planos. Hay simetría en muchas escenas, hay posición y hay una clase magistral de como usar una cámara. No es de extrañar que muchos tomen como referencia a este director ya que lo tenía todo calculado y perfectamente conjuntado. Gracias al colorido de los atuendos de cada hijo de Hidetora, podremos diferenciarlos rápidamente y así hacernos mucho más fácil el entender cada trama. Eso también era algo que Kurosawa quería dejar claro y lo logra. En todo momento sabremos quién ha hecho qué y cuando ya que el guión está perfectamente llevado.


Los actores están muy por encima de la media, sus actuaciones son admirables y seguramente eso sea la clave del éxito (ambientación incluida como decía, sublime), ya que nos creemos el devenir de las decisiones de cada uno, empatizando incluso en lo malo. Es difícil decir que no hay nada malo en una película, pero aquí no hay ningún error. Por eso, para mí esta es una de esas películas perfectas.



Ritmo, belleza e intensidad, todo de la mano. ¿Pero esto sucede solo en Ran? No, Kurosawa nos trajo muchas otras obras maestras antes como Rashomon, Yojimbo o Kagemusha, y esta es una más de esa larga lista. Simplemente hablo hoy sobre esta joya porqué es una de mis favoritas dentro del joyero entero. 


Destaco por encima de todo la recreación tanto de los castillos como de todos los edificios, estancias y ropajes que llevan los personajes. Todas las escenas parecen extraídas directamente del Japón feudal. La película nos coloca, nos suelta en medio de ese Japón lleno de samuráis y nos impacta, de tal manera que creeremos haber viajado en el tiempo.



Es una película que ha envejecido muy bien, realmente se nota la calidad incluso hoy en día, donde muchos otros largometrajes no llegan ni a la mitad de lo que Ran fue en su tiempo. Incluso se ha reeditado esta obra en alta definición para deleite de sus seguidores. Deberíamos estar tristes de no tener entre nosotros a Kurosawa, uno de los únicos directores a los cuales se les echó mucho en falta al morir, porqué con él se fue un legado impagable.


El protagonista, el señor Hidetora fue interpretado por Tatsuya Nakadai, el cual veremos caracterizado como un hombre mucho más mayor de lo que en realidad era, ya que durante el rodaje tenía 52 años de edad, y esa es una de las curiosidades más grandes. Nakadai ha tenido una larga carrera donde podemos destacar otras obras magnas como Hachi-ko (la versión original), Onimasa, Kagemusha (también de Kurosawa) , Hara-Kiri (1962) o Yojimbo (otra obra maestra de Kurosawa).



Conclusión: Una de las mejores películas de samuráis de la historia, donde las espadas no son el punto central, sino todo lo que rodea a las decisiones de un imperio. Una propuesta admirable donde se funden maestría técnica y argumental. Con una fotografía escalofríante y bella, a la par que un apartado sonoro de categoría. De Kurosawa solo podemos esperar obras maestras, y esta es una de mis favoritas. 



TRÁILER DE RAN:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE RAN:


Título original: Ran

País: Japón

Año: 1985

Duración: 160 min.

Director: Akira Kurosawa

Guionista: Akira Kurosawa, Hideo Oguni, Masato Ide (Novela: William Shakespeare)

Música: Tôru Takemitsu

Fotografía: Takao Saito, Masaharu Ueda

Reparto: Tetsuya Nakadai, Akira Terau, Jinpachi Nezu, Pitâ, Mieko Harada

Género: Drama / Bélico

Nota: 10/10


ELEMENTOS DESTACADOS:


- Vestuario, recreación de la época y colorido excepcional como punto de diferenciación.

- Actuaciones excelsas.

- Dirección impecable, en la línea de Kurosawa.

- Duración larga que se pasa volando.

- Banda sonora espectacular.

- Guión profundo, denso y lleno de detalles.

- Batallas a la altura del conjunto.

- Enfocada al diálogo y no a la guerra.

- Ha envejecido con orgullo y sigue siendo una garantía de calidad.



PLATAFORMAS DISPONIBLES PARA SU VISIONADO: FILMIN.


DISPONIBLE EN BLU-RAY Y DVD GRACIAS A: DIVISA HV.



CARTEL OFICIAL



#Japón #Clásicos #Recomendaciones