©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

Amor bajo el espino blanco

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Vamos a hablar sobre una joya del cine chino más reciente y sobre un hombre que sabe como dotar a su cine de belleza y sensibilidad como ningún otro. Hoy es el turno de hacer un repaso a una película tan preciosa y llena de sentimiento que es imposible no catalogarla como una obra de arte, estoy hablando de Amor bajo el espino blanco, una película dirigida por el maestro del cine chino Zhang Yimou y que aquellos que no conozcáis estáis obligados a ver.


Esta película estrenada el año 2010 (un año que por cierto nos dejó grandes películas dentro del cine asiático como Confessions) fue de las más bien acogidas y alabadas tanto por crítica profesional como por público, convirtiéndose en una sorpresa y la revelación del año, casi sin duda. Muchos elementos convierten a este largometraje en un ejemplo a seguir dentro de un género, el romántico, que a veces exuda demasiada empalagosidad y que aquí nos enseña sus puntos más fuertes. Preparaos para enamoraros junto a nuestros protagonistas.



Sinopsis: Jing es una colegiala ingenua de la ciudad que debe trasladarse a un remoto pueblo en las montañas para su “reeducación” durante la Revolución Cultural. Su padre ha sido encarcelado por “derechista” y su madre lucha día tras día para alimentar a sus tres hijos. Jing sabe que tanto su futuro como el bienestar de su familia dependen de su buen comportamiento en opinión de las autoridades. Pero su prudente y tranquila existencia se ve trastocada cuando se enamora de Sun, el encantador hijo de un militar de élite. Debido a la diferencia social que les separa, un romance entre ellos no sólo es impensable, sino incluso peligroso.


Esta es una película de época que poco tiene que envidiar a otras grandes producciones, pues la belleza de sus planos y su historia hacen que nos quedemos hipnotizados minuto a minuto. No soy muy amante de las películas de época y he de decir que esta me pareció una propuesta muy potente dentro del género, pues su ritmo narrativo y su forma de embriagarnos con un sentimiento tan puro como el amor nos deja totalmente plenos y satisfechos. ¿Pero qué es lo que más destaca de esta película y qué la hace una propuesta diferente?



Sin duda la respuesta a esa pregunta es el estilo de nuestro director, Zhang Yimou. El cineasta consigue impregnar toda la película de su aroma y estilo únicos y nos regala una clase magistral de buen gusto. Se nota que la fotografía es uno de los puntos fuertes de toda su carrera y se plasma en esta película de principio a fin, pues técnicamente es perfecta. Nos sentiremos parte de esa época como si estuviéramos viviéndola junto a nuestros protagonistas, y esa capacidad de empatización es una virtud que pocos directores tienen. Un uso de las capacidades técnicas y el presupuesto que dejan en evidencia a otras grandes producciones vacías de contenido.


Pero como digo, esta película no es acreedora de un solo punto fuerte, pues si seguimos analizando otros elementos como el guión, nos daremos cuenta que también brilla por ello. La trama nos engancha desde el primer minuto con su humildad y sencillez y la historia de amor de nuestros dos enamorados es digna de mención, pues denotan un sentimiento tan puro como éste de manera natural y bella. Gracias a la genial interpretación de ambos viviremos el amor como si nosotros mismos estuviéramos enamorados y nos llevarán a momentos realmente destacables. El ritmo ágil y distendido hace que el aburrimiento sea una palabra sin cabida en esta producción.



Además estamos ante un ejemplo de cine clásico, de cine formal, de ese que nos enseña que siguiendo las pautas del cine de toda la vida se puede trabajar con originalidad y frescura. Amor bajo el espino blanco puede enseñar al cine moderno que no hacen falta grandes adornos ni mucho dinero para poder llevar a cabo un producto de alta calidad. Sin efectos especiales, sin grandes alardes técnicos y sin ninguna pretenciosidad, esta película es una oda al arte. Y es que la palabra "arte" adquiere todo el poder de su significado gracias a Zhang Yimou, un hombre que con naturalidad ha hecho del séptimo arte un lugar donde perderse y no querer salir nunca de él.


Hoy no voy a poner ningún pero a esta película pues no hay ninguno, así que solo voy a recomendar que aquellos que sean amantes del cine romántico y del cine sensible hagan un esfuerzo en verla y se deleiten con cada escena. La crudeza de una época en la que no había recursos ni dinero para sobrevivir hacen que la ambientación sea uno de los pilares más importantes sobre los que se cimienta esta historia que no dejará indiferente a nadie. Esos años en los que el comunismo más extremista del país y el poder político eran corruptos hasta el tuétano hacen crecer la leyenda de nuestros personajes y de esta película. Una época histórica de la sociedad china que debemos conocer aunque sea en forma de romance, pues podemos aprender grandes cosas de los momentos más duros de la humanidad desde el punto de vista más frágil.



Como digo, lo mejor de la película son nuestra pareja protagonista, una pareja con feeling y grandes virtudes que nos enseñan que el amor existe bajo cualquier circunstancia. El chico está interpretado por el actor Shawn Dou, un hombre que destaca por haber trabajado dentro del género histórico en más de una ocasión con películas como Princess Agents o Las flores de la guerra (donde coincidió con Christian Bale) y que tiene en esta Amor bajo el espino blanco su ópera prima como actor. Ella está interpretada por la actriz Zhou Dongyu, conocida por haber rodado la friolera de 34 películas en tan solo 8 años, y es que desde su debut en Amor bajo el espino blanco todo el mundo quiso trabajar con ella, dándole a conocer alrededor del mundo por diversas películas también románticas como Soul Mate o Never Said Goodbye.


Del director hay poco que añadir a estas alturas, y es que si queréis recomendaciones de su cine, hay tantas que es imposible quedarse con solo una o dos películas. En mi caso quiero destacar La casa de las dagas voladoras (seguramente la más completa producción de Zhang Yimou), El camino a casa o Ni uno menos. Esta tres películas son un buen resumen del cine de este maestro que a día de hoy sigue en lo más alto por méritos propios y que en su película más floja (La gran muralla) nos demostró que aún así sabe dominar la estética de sus películas por encima de cualquier otro.



Conclusión: Amor bajo el espino blanco es una de las mejores películas románticas que he visto nunca. Llena de sensibilidad y sentido, da color a una época convulsa y muy difícil para la clase trabajadora china. Además su recreación de la época es excelente y consigue meternos de lleno en las diferentes problemáticas de esta historia de amor.



TRÁILER DE AMOR BAJO EL ESPINO BLANCO:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE AMOR BAJO EL ESPINO BLANCO:


Título original: Shan zha shu zhi lian (Love under the howthorn Tree)

País: China

Año: 2010

Duración: 100 min.

Director: Zhang Yimou

Guionista: Ai Mi, Lichuan Yin

Música:

Fotografía:

Reparto:

Productora:

Género: Drama / Romance

Nota: 9'5/10


CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #China #Drama #ObrasMaestras