©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

El tercer asesinato

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Después de Nuestra hermana pequeña, Hirokazu Koreeda decidió traernos un drama judicial que transmite delicadeza y tranquilidad dentro de una historia muy compleja. El tercer asesinato es una película deliciosa, exquisita, que sabe extraer la profundidad necesaria de un caso que traspasa la pantalla para crearnos un debate interno sobre lo que es verdad y sobre lo que no. Una producción llena de matices y detalles que nos hacen deleitarnos con la excelente narración de los hechos.


Sin duda, esta película es una de las mejores del continente asiático en 2017, por lo que no puedo dejar de recomendaros que la veáis. Si os van este tipo de thrillers donde no se sabe lo que ocurre hasta el final y encima nos dejan un poso de lo más interesante, El tercer asesinato será vuestra película. Hay que decir que el cine asiático se está volviendo experto en recrear temas judiciales y en criticarlos de manera absoluta. No tengáis duda de que la justicia a veces no es como debería ser, porqué en ocasiones ni es justa ni es absoluta.



Sinopsis: El conocido abogado Shigemori defiende a Misumi, acusado de robo con homicidio, que ya cumplió pena de cárcel por otro asesinato hace treinta años. Las posibilidades de que Shigemori gane el caso son escasas, ya que su cliente reconoce ser culpable, aunque esto probablemente signifique la pena de muerte. Pero a medida que desentraña el caso y escucha los testimonios del propio Misumi y de su familia, Shigemori empieza a dudar de la culpabilidad de su cliente. Un caso que será difícil de resolver pero que vale la pena seguir hasta el final.


Una de las cosas más destacadas de esta película es la tranquilidad con la que se la toma el director y su equipo. Todo es muy pausado, lento y contemplativo, queriendo así dejar reflexionar al espectador para poder madurar las ideas y pensamientos que se nos ofrecen en cada escena. Los diálogos son lo más importante en este guión, ya que gracias a ellos desentrañaremos los entresijos de un juicio que va más allá de las simples palabras. Los hechos del pasado atormentarán a nuestro acusado de una forma muy peculiar, y es que su tranquilidad y resignación son tales que no podemos sino pensar que eso es lo que quiere, estar encerrado.



Pero como la sinopsis nos cuenta, a medida que pasen los minutos y vayamos descubriendo elementos del asesinato que supuestamente se llevó a cabo, nosotros comenzaremos a dudar junto a su abogado defensor y protagonista de la película. Hay cierto punto del argumento que es realmente denso y complejo, ya que habrá tantos personajes e historias cruzadas que podríamos perder el norte si no estamos atentos, pero lo que seguramente se pretende con esta película no es saber si el acusado es culpable o inocente, sino hacernos ver la inflexibilidad de la justicia y la mala práctica de la misma. 


La presunción de inocencia es algo que no se lleva a acabo en muchas ocasiones. Y en este caso, no se cumple aquello de que cualquier persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, por lo que la injusticia hace más acto de presencia que su opuesta. Pero no solo hay una crítica a ello, sino. que si ahondamos un poco en el guión encontraremos algunas perlas que dejaré a vuestra propia interpretación. Pero conociendo a Koreeda, su película no está vacía ni de contenido ni de significado.



Técnicamente, además, es muy pulcra y formal, llevando los elementos de fotografía y sonido a niveles tan imperceptibles como preciosos, ya que se integran en el conjunto tan bien que no podremos despegar la vista de la pantalla, analizando cada plano con minuciosa y analítica mirada. Pero no solo en esos aspectos destaca, sino en todos los demás. Hoy poco tengo que añadir a una película que habla por sí sola, así que prefiero que vosotros mismos disfrutéis de ella con la menor información posible y que así podáis sacar vuestras propias conclusiones.


Del reparto puedo decir que es estelar, ya que tenemos a dos protagonistas que conoceremos de sobras. El primero, abogado del caso, es el actor Masaharu Fukuyama, un habitual de Koreeda que ya pudimos ver en De tal padre, tal hijo o en la reciente Manhunt de John Woo. El segundo, nuestro acusado, es Koji Yakusho, un mito del cine nipón y actor fetiche de Kiyoshi Kurosawa. En su extensa carrera podemos encontrar joyas como Memorias de una geisha, Tokyo Sonata, EL mundo de Kanako, Cure, Babel o Retribution. Además, y por si eso fuera poco, también ha dirigido alguna película como Toad's Oil. Y para completar el reparto tenemos algunos secundarios perfectos como Isao Hashizume (Después de la tormenta, Una familia de Tokio), Shinnosuke Mitsushima(Blade of the inmortal, Tokyo Vampire Hotel) y la joven talento Suzu Hirose (Nuestra hermana pequeña, Rage).



Conclusión: El tercer asesinato es un thriller técnicamente satisfactorio y argumentalmente muy profundo. Los personajes tienen en su haber diversas problemáticas y debates internos que la película representa con pausa y detalle, por lo que los amantes de los thrillers más dramáticos disfrutarán con sus pormenores. Una pequeña joya del cine nipón reciente.



TRÁILER DE EL TERCER ASESINATO:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE EL TERCER ASESINATO:


Título original: 三度目の殺人 (El tercer asesinato)

País: Japón

Año: 2017

Duración: 124 min.

Director: Hirokazu Koreeda

Guionista: Hirokazu Koreeda

Música: Luovico Einaudi

Fotografía: Mikiya Takimoto

Reparto: Koji Yakusho, Masaharu Fukuyama, Suzu Hirose, Kotaro Yoshida

Productora: Gaga Corporation / Fuji Television Network Amuse (Distribuida por Toho)

Género: Thriller / Drama

Nota: 9/10



PLATAFORMAS DISPONIBLES PARA SU VISIONADO: Filmin.


DISPONIBLE EN BLU-RAY Y DVD EN ESPAÑA GRACIAS A: Golem Distribución y Cameo.




CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #Thriller #Japón