©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

Extreme Job

Actualizado: 16 de ago de 2019

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


El nombre de Lee Byung-Hun os sonará mucho a aquellos que seáis seguidores asiduos del cine surcoreano y hoy vengo a hablar de un hombre cuyo nombre es ese, pero que no hay que confundir con el del grandísimo actor que todos conocemos. Byung-Hun también es el nombre de un director que ha dedicado su, de momento, corta carrera a realizar comedias de gran calado en la taquilla coreana como Twenty o What a man wants. En este género se desenvuelve muy bien y parece haber querido repetir con Extreme Job, la película de la cual os hablo hoy.


El gran reparto escogido para llevar a cabo esta película, de historia curiosa y trama a ratos bastante divertida, es todo un acierto, pues demuestra que algunos actores como Ryu Seung-Ryeong son buenos actores versátiles más allá de sus papeles habituales en dramas o thrillers. La película tiene un ritmo que no decae casi en ningún momento, y no parece sobrar ni faltar metraje por ningún lado, por lo que es todo un éxito viniendo de un país que a veces se excede en la duración de sus largometrajes. ¿Queréis divertiros? Pues dejaros llevar con Extreme Job.



Como avanzaba anteriormente, el reparto es seguramente el punto más fuerte de una película que puede no parecer gran cosa, pero que es entretenida a matar. Entre sus filas encontramos nombre propios como el de la actriz Lee Ha-Nui, la cual parece haberle cogido el gusto a producciones como ésta. Esta mujer es seguramente una de las más talentosas actrices del género en Corea últimamente y lo demuestra con carisma y talento en cada una de sus escenas. No sería exagerado decir que su interpretación tiene la calidad suficiente como para poder llevar el ritmo de la película ella sola. Pero, por suerte, esta es una película coral en la que todos sus actores destacan, y es de aplaudir.


Si hablaba de la versatilidad de Ryu Seung-Ryeong, también hay que hacerlo de la del actor Jin Seon-Kyu, uno de esos actores secundarios de lujo que nunca se llegan a valorar todo lo que se debería. En esta película, su papel también es fundamental para entender que tiene registros más allá del thriller. Pero, dejemos el tema del reparto a parte para entrar más en detalle en la trama, pues no tiene pérdida. Es verdad que la película puede caer en gags facilones o en momentos de comedia absurda que pueden no acabar de convencer, pero su trama se torna tan irreal y desternillante que no nos importarán estos pequeños detalles nimios.



El tono de la película es todo un acierto de principio a fin, sin tomarse en serio en ningún momento, ni en lo más mínimo. Cinco agentes de la policía, unos totales inútiles cuando se trata de arrestar a criminales de toda índole, verán la oportunidad de redimirse gracias a un mafioso de gran caché que parece estar cometiendo algunos errores que podrían incriminarle. Será entonces cuando todos ellos vean la oportunidad de darle caza con un plan que parece no ser el mejor del mundo: abrir un restaurante de pollo frito que les sirva de tapadera para estudiar todos sus movimientos sin levantar sospechas.


Y es cuando abren dicho restaurante que nos daremos cuenta de lo divertido de esta película que comienza como cualquier otra. Cuando lo hagan veremos como comenzarán a no saber discernir cual es su verdadero trabajo, teniendo tanto éxito con el pollo que cocinan y ganando tanto dinero con su nuevo negocio, que la avaricia les hará dejarse llevar hasta un punto insospechado. ¿Qué harías si os dais cuenta de que aquello que ni siquiera barajabais como trabajo es mejor que vuestro empleo actual? Una difícil cuestión que dentro de todas las bromas que se hacen en la película tiene cierta profundidad interesante.



Técnicamente es una muy buena película, que cumple en todos sus apartados y que consigue reafirmar a su director como uno de los mejores dentro de este género tan popular en Corea. No soy muy asiduo a las comedias ni suelo reírme con ellas, pero si al menos consiguen engancharme con una buena historia o con un reparto de altos vuelos como el de hoy, no me importa perder ciertas horas de mi vida con ellas. Como digo, Extreme Job puede que no sea la película más original que hayáis visto, pero se le nota esa frescura tan agradable que viene bien sentir de vez en cuando. Los actores se lo pasan bien, y nosotros con ellos.


No me quiero extender con análisis mucho más profundos, ya que tampoco es una película para analizar más allá de lo que he comentado aquí, así que si tenéis ganas de pasar una buena tarde frente a vuestro televisor, os recomiendo esta producción, que por cierto, se estrenó este mismo año. De momento no ha llegado a ninguna plataforma española conocida, pero esperemos que lo haga algún día.



Conclusión: Si estamos hambrientos de un buen entretenimiento y una comedia distendida, Extreme Job cumple su función de principio a fin. La trama es tan loca como la interpretación de su reparto y el tono es el perfecto, como para no tomarse en serio nada de lo que ocurre. Una película que sabe cual es su sitio y como debe afrontar este gracioso viaje. Eso sí, no la veáis con hambre o sufriréis un tormento sin igual con los deliciosos platos de pollo que veréis.



TRÁILER DE EXTREME JOB:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE EXTREME JOB:


Título original: Extreme Job

País: Corea del Sur

Año: 2019

Duración: 111 min.

Director: Lee Byeong-Hoon

Guionista: Moon Choong-Il, Huh Da-Joong, Bae Se-Young

Música: Kim Tae-Seong

Fotografía: Noh Seung-Bo

Reparto: Lee Ha-Nui, Ryu Seung-Ryong, Jin Seon-Kyu, Lee Dong-Hwi, Gong Myoung

Productora: About Film

Género: Comedia / Acción

Nota: 7'5/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO.


NO DISPONIBLE EN BLU-RAY NI DVD EN ESPAÑA.



CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #Comedia #CoreadelSur