©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

Homestay

Actualizado: 16 de ago de 2019

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Rebuscando en el cine de Tailandia, tuve la suerte de toparme con la película de la que hoy vengo a hablaros: Homestay. Esta película, de la cual no esperaba nada, consiguió remover mi interior de principio a fin, haciéndome olvidar todo lo que me rodeaba y metiéndome en su mundo con presteza. Con toques de fantasía muy acertados, la película pasa por diferentes etapas que van desde el drama al romance, pasando por el misterio. Un viaje que se convierte en toda una experiencia sensorial que además nos enseña a valorar muchas cosas en las que normalmente no pensamos.


Homestay es la adaptación a imagen real del manga Colorful de Eto Mori, el cual también tiene una película de animación producida en Japón. La verdad, es que para mí esta adaptación supera a la original en muchos aspectos, sobretodo en el de hacerme sentir como el protagonista, empatizando con su situación y entendiendo el porqué de su su suicido y acciones posteriores. Sin duda, esta es una película para enmarcar y para saborear varias veces. Una obra maestra del cine moderno tailandés que se añade a la genial Bad Genius en el podio de mejores películas de la década en dicho país.



La introducción de Homestay tiene algunas trazas de terror que causan cierto desconcierto por no saber lo que está pasando, conteniendo en dicho inicio un par de escenas realmente espectaculares que nos meterán de lleno en la película. Esta cinta no pierde el tiempo en comenzar a explicar qué y cómo lo quiere, por lo que parpadear será sinónimo de perderse algún detalle importante. Pero, lo que más destaco de sus primeros minutos son los movimientos de cámara y como los mismos nos hacen movernos alrededor de nuestro protagonista, sintiendo en algunas ocasiones cierto vértigo con algunos planos de infarto. Unos efectos especiales realmente a la altura de las circunstancias, para nada habituales en Tailandia.


Como digo, el desconocimiento de lo que está ocurriendo hace aumentar nuestras ganas de querer saber más, por lo que nos veremos inmersos en este viaje sin ni siquiera darnos cuenta. Una introducción envidiable como pocas. Tras ello, todo va cogiendo forma poco a poco, mientras nuestro protagonista va recomponiendo las piezas de un puzzle muy complejo. Y será cuando comencemos a divisar su forma completa que la película nos asestará un golpe mortal directo a la yugular, dejándonos boquiabiertos por su dramática pero necesaria historia. Los giros son realistas y la manera de afrontarlos también.



Será pues, hacia la mitad del metraje que la trama cogerá un tono más dramático, con una historia de amor de por medio que nos pondrá una inocente sonrisa en nuestros labios, entendiendo esos amores adolescentes que todos hemos sufrido alguna vez en nuestras vidas. Un amor puro, de esos que se transmiten solamente con ciertas miradas y de cocción lenta. La película se toma su tiempo en cada una de sus tramas y lo agradecemos sobremanera. Hay que admitir que la pareja protagonista tiene una química especial, haciéndonos sentir con facilidad ese romance que viven dentro de la pantalla. Dos actores realmente talentosos que nos entregan las que seguramente sean las mejores interpretaciones de sus vidas hasta ahora. Especial atención para la actriz Cherprang Areekul, que enamora y nos hace padecer junto a ella en cada plano en el que aparece, además de hacernos olvidar que es una idol tailandesa del grupo BNK48 (grupo hermanado con el grupo japonés AKB48). 


Más allá de ello hay que hablar del mensaje que nos entrega esta Homestay, pues no hay que engañarse con el romance comentado anteriormente, ya que la película va mucho más allá del simple amor, convirtiendo su tramo final en una constante tensión que nunca sabremos cómo ni cuando va a acabar. Desde la depresión al odio, Min, el chico con el que viviremos todo esto, consigue entender de una manera cruda y desesperada el porqué de las desgracias de su vida. Parkpoom Wongpoom, director del que me siento fan absoluto ha conseguido dar en la tecla perfecta para contar esta historia, no reducir ni un ápice el ritmo ni un solo momento y entregarnos su mejor trabajo hasta la fecha con detalles de gran cineasta. Una obra maestra absoluta.



Conclusión: Homestay es un viaje a través de la vida y de la muerte, de las segundas oportunidades y de valorar todo aquello que nos rodea. La experiencia de ver esta película es impagable, haciéndonos pasar por diferentes etapas dentro de nosotros. Terror, drama, romance, misterio y todo ello mezclado con un final perfecto. Una obra maestra de la cinematografía tailandesa reciente que entra en mi top directamente. MARAVILLOSA.



TRÁILER DE HOMESTAY:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE HOMESTAY:


Título original: Homestay

País: Tailandia

Año: 2018

Duración: 131 min.

Director: Parkpoom Wongpoom

Guionista: Parkpoom Wongpoom, Thodsapon Thiptinnakorn, Jirassaya Wongsutin, Eakasit Thairaat, Abhichoke Chandrasen (Manga: Eto Mori)

Música: Chatchai Pongprapaphan

Fotografía: Naruphol Chokanapitak

Reparto: Teeradon Supapunpinyo, Cherprang Areekul, Suquan Bulakul

Productora: GDH 559

Género: Drama / Fantástico / Thriller

Nota: 10/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO.


NO DISPONIBLE EN BLU-RAY NI DVD EN ESPAÑA.



CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #Tailandia #Fántastico #Obrasmaestras