©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

Seeds of Anxiety

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Seeds of Anxiety (o Fuan no tane) es una de las películas más extrañas que he podido ver dentro de lo que es el cine nipón, y no ha sido poco. Esta película de bajo presupuesto y muy pocos recursos técnicos se centra en la vida de distintas personas que están unidas por un destino fatal. Todas ellas son perseguidas por la muerte de una u otra forma y pueden ver seres extraños que los acechan día y noche allí donde vayan. ¿Qué puede hacerse contra una ciudad que parece estar a todas luces maldita?


Basada en el manga homónimo Fuan no tane, esta cinta intenta ser una obra de terror que no nos deje dormir tranquilos. Al estilo de aquellos cuentos que nos contaban de pequeños sobre el hombre del saco o el monstruo que dormitaba bajo nuestra cama, la historia de esta película es realmente macabra y semejante a ellos. Si tenéis ganas de ver algo japonés de pura cepa, no os perdáis los fenómenos paranormales que ocurren en esta extraña ciudad de Japón.



En algún lugar de la ciudad, fenómenos extraños tienen lugar después de un accidente de moto. Yoko (Anna Ishibashi) es una chica que puede ver cosas extrañas en su vida diaria, algunas de ellas relacionadas con susodicho accidente. A partir de ese momento, la película caminará por senderos de terror y sustos de esos que solo saben recrear en el país del sol naciente. Seeds of Anxiety es pues otra de las muchas propuestas del cine japonés en un género tan sobreexplotado como interesante, el j-horror. Si buscáis pasar un rato entretenido, esta es una buena opción, pero no la mejor. Ayer hablábamos en el blog de Bilocation, una excelente película del j-horror que no podemos dejar escapar, pero hoy le toca el turno a una propuesta muy diferente. La película que hoy nos ocupa tiene como principal handicap su presupuesto, ya que está hecha con cuatro duros, pero con muchas ganas. La calidad de la imagen dista mucho de una buena producción y los efectos son muy precarios, pero en cuanto a la atmósfera enrarecida todo funciona, como buena película de terror japonesa. Y aunque podríamos repasar muchas de sus debilidades, prefiero hacer ahínco en una trama bastante extraña, al igual que su desarrollo.



Como digo, es muy interesante interiorizar en la estructura de la narración, ya que tanto su introducción como posterior desarrollo son realmente raros. Para empezar, nada más comenzar la película veremos un accidente de moto y una situación de lo más extraña, con un chico atorado en unos arbustos justo al lado de su moto accidentada. ¿Cómo ha llegado ahí? ¿Qué historia trae consigo ese personaje? Pues la película va de eso, de todos los hechos anteriores a ese accidente y de cómo se llega a ese momento. Así pues, el interés completo reside en eso y en los extraños y paranormales sucesos de la ciudad donde se desarrolla la acción. Una de las cosas que causan más mal rollo es el tema de la ambientación, pues la película está rodada íntegramente en las casa y calles de una ciudad que no se si de verdad existe en Japón, pero que no invita ni mucho menos a visitarla. Llena de personas de dudosa estabilidad mental y de algunas visiones fantasmales e incluso endemoniadas, esa ciudad será nuestro lugar perfecto para pasarlo mal. A partir de ahí, se nos introducirán tres personajes que estarán entrelazados entre ellos sin saber cómo o porqué, pero que al final de la película se resuelve (aunque de manera algo confusa).



El final es pues uno de los puntos más confusos y flojos del conjunto pues todo lo que se nos aclara en el resto de metraje al final queda algo ensuciado por querer explicar demasiadas cosas y sin muchas nitidez. Pero en líneas generales la cinta cumple, por lo que no os preocupéis en ese sentido. Eso sí, aunque el argumento sea extrañamente atractivo, al final tenemos la sensación de que sus carencias hacen demasiada mella en su valoración final. Los actores no son los mejores del mundo, y tampoco vamos a ver mucha variedad de situaciones como para que lleven a cabo un trabajo impecable. Pero siendo justos, tampoco podemos pedirle más a un trabajo que no tiene el apoyo suficiente. En cuanto a las situaciones presentadas en la película, no puedo hacer mucho spoiler porqué la sorpresa es quizá una de las cosas más bonitas a la hora de verla, pero os avanzo que si os gusta el j-horror, no creo que os decepcionen. El director de esta película es Toshikazu Nagae, un hombre que ya filmó Paranormal Activity 2: Tokyo Night, una especie de spin-off de la famosa saga americana de fenómenos paranormales. Aunque hay que destacar a este hombre por tener una extensa experiencia en el ámbito del terror, habiendo rodado infinidad de series y películas para televisión del estilo de Seeds of Anxiety. Como último dato os aporto que esta es una adaptación de un manga del mismo nombre, pero del cual no puedo ni hablar ni comparar ya que nunca lo he leído.



Conclusión: Seeds of Anxiety es ante todo extraña, uno de esos ejemplos que describen a Japón como un país loco y sádico. Lleno de escenas de oscura factura, la película parece compuesta por un seguido de sketches que pretenden dejarnos con el culo bien prieto. Poco presupuesto, pero buen acabado para una historia que es mejor ver de noche para que la experiencia sea completa. ¿Qué haríamos sin las locuras de estos japos?



TRÁILER DE SEEDS OF ANXIETY:




FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE SEEDS OF ANXIETY:


Título original: 不安の種 (Seeds of Anxiety)

País: Japón

Año: 2013

Duración: 87 min.

Director: Toshikazu Nagae

Guionista: Toshikazu Nagae (Manga: Masaaki Nagayama)

Música: Chu Ishikawa

Fotografía:

Reparto: Kôdai Asaka, Anna Ishibashi, Shimako Iwai, Kenta Suga

Productora:

Género: Terror / J-Horror

Nota: 6/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO


NO DISPONIBLE EN BLU-RAY NI DVD EN ESPAÑA.



CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #Japón #JHorror #Terror