©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

SPL2: El despertar de los dragones

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


SPL es una saga de artes marciales que comenzó en 2005 de la mano de Wilson Yip y que proviene de Hong Kong. Hace unos meses hice un análisis de Paradox, la tercera y última iteración de esta curiosa trilogía y hoy quiero hablar de su segunda parte, nombrada en España como El despertar de los dragones y que para mí es la mejor de las tres. Con una acción frenética acompañada de un gran guión que mantiene la tensión de una trama que se alarga hasta las dos horas, disfrutaremos como niños pequeños de cada una de sus escenas.


Todo amante de este tipo de cine no podrá evitar ponérsela una y otra vez en bucle para disfrutar de las batallas que podremos ver de la mano de un experto como es Tony Jaa y unos acompañantes realmente excepcionales como son Simon Yam y Jing Wu (el cual ya conocimos aquí con la infumable Wolf warrior 2). Pero lo que realmente mola de esta segunda parte, es su última media hora, tan trepidante como llena de adrenalina, y probablemente comparable a otras grandes películas asiáticas del género como The raid. Vamos a seguir repasando esta saga de delante hacia atrás, teniendo en cuenta que las tres películas de la saga son independientes las unas de las otras.



Un policía de Hong Kong llamado Kit persigue a un importante mafioso solo para descubrir que su principal testigo ha desaparecido y su tapadera ha sido expuesta. En represalia, el mafioso lo secuestra y lo lleva a una cárcel tailandesa bajo una falsa identidad. Chai, un humilde guardia de la prisión es testigo de las habilidades de nuestro protagonista y frena su huida. Cuando Chai descubre la verdadera identidad de Kit hace un trato con él, ayudándole a escapar y derrotar a la banda a cambio de que salve a a su hija, víctima de una rara forma de leucemia y de la que Kit es es el único donante posible. Con una historia que tiene cierta profundidad argumental, SPL2 no solo se apoya en su acción desenfrenada sino en lo que la justifica, un guión muy bien hilado.

Ver a Tony Jaa en una película de acción es casi siempre significado de garantía, dejando el pabellón muy alto en cuanto al género se refiere, y SPL2 no es una excepción a esta regla no escrita. Durante gran parte del metraje estaremos bajo los efectos del hipnotismo de tan brutales batallas que se vivirán en pantalla, siendo estas muy vistosas y a la vez divertidas de ver. Las coreografías de todas y cada una de las peleas (tanto dentro como fuera de la cárcel), son para coger un bloc de notas y apuntar todo lo que se debe hacer para rodar una buena película de artes marciales. Todo en la película funciona con tal fluidez que parecerá que los minutos pasan a una velocidad vertiginosa.



El ritmo es frenético, sí, pero cuando se debe poner pausa a la acción se consigue con delicadeza y sentido, nada se ve forzado en esos momentos de parón y en realidad, nos ayudan a descansar nuestras esquizofrénicas pupilas que van viajando de un lado a otro cuando hay pelea en pantalla. Y no, no nos quejamos del dinamismo de la acción, ni mucho menos, ojalá muchas de las películas de Hollywood se parecieran, ni que fuese un poco, a esta producción. La mano experta del director Cheang Pou-Soi se hace notar tras cada puñetazo o patada, por lo que podemos deducir porqué todo se siente tan natural y entretenido. Recordemos que esta no es la primera película de acción del director, ya que podemos encontrar dentro de su filmografía a tan destacadas películas como The Monkey King o Accident, ambas con características que podemos ver en este largometraje.

Y de la dirección pasamos al apartado más artístico, el de las localizaciones, pues aunque la película es hongkonesa, la historia se mueve en gran parte por tierras tailandesas, cuna del Muay Thai y de gran tradición por las artes marciales, ganando así mucha más alma el conjunto. Los que somos habituales del cine asiático podremos reconocer estos lugares con gran facilidad y reconocer las calles y otros lugares de Tailandia con un simple vistazo. Además, el que la cárcel donde comienza gran parte de la acción sea tailandesa, hace que sea mucho más realista, pues la crudeza y el salvajismo que se viven dentro de los sistemas carcelarios de ese país son extremos. Así pues, preparaos para sentir el dolo de cada uno de los golpes que se dan entre ellos.



Para acabar, puedo hablaros de Tony Jaa o puedo hablaros de los demás que lo acompañan, cosa que me parece más interesante, pues muchos de vosotros ya sabréis mucho de nuestro protagonista tailandés. El primero que mencionaré será el irregular Jing Wu (también experto en artes marciales), que ha tenido mucho y de todos los colores en su larga lista de trabajos. Jing Wu ha sido capaz de lo mejor y lo peor dentro del género de la acción, pues hace poco hablé de su Wolf Warrior 2 y lo horroroso del tema, pues no he visto película más mala en mucho tiempo. Pero como digo, su carrera es un seguido de contraposiciones y podemos ver Shaolin, donde vemos una mejor interpretación por su parte en una película mucho más seria. Además, Wu ya participó en la primera parte de esta saga llamada SPL, por lo que es una garantía de éxito al saber como funcionan las cosas y siendo ésta su película de más éxito junto a esta segunda parte.

Pero si algo es curioso y atractivo del tema del reparto de la película, es encontrar a caras tan reconocidas como la de Louis Koo (protagonista de Paradox -tercera parte de SPL-), Ken Lo (Paradox, The White Storm, Nightfall), uno de los coordinadores de las coreografías dentro de la película a parte de actor; o Simon Yam (The thieves, Ip-Man 2, Vengeance), tres actores con larga experiencia en el séptimo arte y en todo tipo de situaciones. Cada uno aporta su granito de arena (que no es poco) y consigue darle brío y detalle a una trama ya lo suficientemente potente. Además, siempre es un lujo verlos tanto juntos como por separado en pantalla. Poco más que añadir a una película que vale la pena ser experimentada y no comentada. El cine son sensaciones y SPL2 está lleno de ellas.



Conclusión: La segunda parte de esta trilogía es para mí la mejor, de lejos. Mejora los elementos que flojeaban en la primera parte y convierte la historia en un hilo conductor perfecto de la acción. Además los combates de esta segunda entrega son mucho más espectaculares, dinámicos y divertidos gracias a una pareja entre Tony Jaa y Jing Wu que es infalible y aporta una conexión entre ambos  magnífica. Si sois fans de las artes marciales y la acción, no os la perdáis.


TRÁILER DE SPL2:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE SPL2:


Título original: Sha Po Lang 2 (SPL2: El despertar de los dragones)

País: Hong Kong

Año: 2015

Duración: 120 min.

Dirección: Soi Cheang

Guionista: Jill Leung, Huang Ying

Música: Ken Chan, Comfort Chan

Fotografía: Kenny Tse

Reparto: Tony Jaa, Wu Jing, Louis Koo, Simon Yam, Andrew Ng

Productora: Sil-Metropole Organization / 1618 Action Limited / Abba Movies Co. Ltd / MGK Multimedia / Bona Film Group / Maximum Gain Kapital Group / Sun Entertainment Culture / Tin Tin Film Production

Género: Thriller / Acción / Secuela

Nota: 9/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO.


DISPONIBLE EN BLU-RAY Y DVD EN ESPAÑA GRACIAS A: Selecta Visión.



CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #HongKong #ArtesMarciales #Acción #Thriller