©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

The Invincible Dragon

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Desgraciadamente hoy tengo que hablar de una de las peores películas de un director al que siempre he tenido gran respeto por su originalidad y por una carrera bastante destacable por desmarcarse de lo habitual. Estoy hablando de Fruit Chan y su The Invincible Dragon, un engendro que no puede llamarse película por diversos motivos. Hoy toca hablar mal de esta producción que parece haberse rodado sin cuidado ni ganas y que puede hacernos parar su visionado más de una vez ante tal cúmulo de tonterías. 


Pero lo primero es lo primero, y hemos de poner en contexto los hechos. Es el año 2018 cuando comienza a engendrarse esta aberración, momento en el cual comienza un rodaje abocado al fracaso sin que los propios perpetradores sean conscientes de ello (o sí). El 20 de Junio de 2019 se estrena dicha película y llega a los cines de Hong Kong, y posteriormente de todo el mundo, donde al fin recibe un batacazo significativo, teniendo grandes pérdidas que no podemos dejar a un lado. El presupuesto para llevar a cabo la película fue de 12 millones de dólares y su recaudación no llegó ni a los 3 millones. El fracaso se confirmabade forma clara. 



Y tras dicho estreno es donde entro yo, con mi visionado, a intentar dirimir el porqué de ello. Muchas razones son las que puedo dar por las que esta película no ha funcionado, pero tres de ellas destacan por encima de las demás de forma alarmante: el guión, las interpretaciones y los efectos especiales. El primer punto, el del guión, es un auténtico desastre en todos sus puntos, pues ni la historia tiene coherencia, ni los hechos se narran de una forma ordenada ni nos sitúa bien en su línea temporal en ningún momento. La película va hacia adelante y hacia atrás de forma constante y desordenada creando un caos en nuestras mentes difícil de explicar. Entre pasado y presente el guión se hace la picha un lío y nos deja agotados.


Pero no solo en su narración falla el guión, sino en una serie de personajes que parecen sacados de una mente infantil y totalmente plana. Ninguno de ellos tiene el control de las escenas ni el carisma suficiente para afrontar las situaciones que se van dando. La personalidad de todos ellos está forzada y encima se opta por hacer hablar en inglés a casi todo el reparto, cuando este ni siquiera tiene nociones básicas de buena pronunciación o simplemente naturalidad al hablarlo. La opción de hacer hablar inglés a cualquier actor chino es siempre una mala idea, y aquí se vuelve a confirmar. Un nivel muy bajo tanto en interpretaciones como en saber estar frente a la cámara.



Especial atención hay que poner en el actor Anderson Silva (y digo actor por llamarlo de alguna manera ya que es luchador de artes marciales mixtas), el cual sobreactúa constantemente y parece totalmente amateur cada vez que abre la boca o intenta transmitir algún tipo de sensación. Este hombre que tiene una experiencia nula a la hora de interpretar cualquier tipo de papel es un luchador brasileño que compite en la Ultimate Fighting Championship, y aunque lo de pelear debería ser lo que más destacase en él, no lo es. Las escenas de acción parecen coreografiadas por un manco y los movimientos se sienten tan artificiales y falsos que no podremos sino desesperarnos en cada pelea que afrontamos. Mala publicidad para este luchador.


Y es esto lo que nos lleva al tercer y último punto del que hablaba: los efectos especiales. Estos son a todas luces lamentables, incluso viendo en algunas de sus escenas finales los cromas de detrás de los actores o los aspavientos que muchos de ellos hacen al caer o al recibir algún tipo de golpe. Hace un tiempo hablaba de lo mal coreografiada que estaba la filipina Buybust, y con The invincible Dragon me ha venido a la cabeza lo mal que lo pasé con ella. Especial atención a la escena de huida de Anderson en una barca a través de las aguas de Hong Kong, de vergüenza ajena. Aunque no me quiero despedir sin decir que espero que a Max Zhang no le den ningún papel protagonista más, porqué no he visto a actor más insulso que él. Tened buen día y recordad alejaros lo máximo posible de The Invincible Dragon.



Conclusión: Esta película es un insulto al buen cine de acción y a todas aquellas películas que intentan como mínimo entretener al espectador. Las interpretaciones son casposas, técnicamente es deplorable y su guión hace aguas por todos lados. Le falta alma, carisma e identidad para comenzar a ser algo pasable. Un desastre que no entiendo como Fruit Chan ha podido engendrar. Evitadla a toda costa. 



TRÁILER DE THE INVINCIBLE DRAGON:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE THE TINVINCIBLE DRAGON:


Título original: 九龙不败 (The Invincible Dragon)

País: Hong Kong

Año: 2018

Duración: 98 min.

Dirección: Fruit Chan

Guionista: Fruit Chan

Música: Day Tai

Fotografía: Cheng Siu-Keung

Reparto: Max Zhang. Juju Chan, Anderson Silva, Stephy Tang

Productora: Pegasus Motion Pictures

Género: Thriller / Acción

Nota: 2/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO.


NO DISPONIBLE EN BLU-RAY NI DVD EN ESPAÑA.



CARTEL OFICIAL



#Decepciones #HongKong #Acción #Thriller