©2019 por Asian Madness. Creado con Wix.com

  • Jay Fer

V.I.P

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!


Tras una obra maestra como New world, el director Park Hoon-Jung y su equipo tenían una ardua tarea para superar tales cotas de calidad, pero sin duda, lo han intentado con ahínco hasta lograrlo. Después de aquella obra maestra con la que todos quedamos impresionados en 2013, esperábamos con ganas volver a verlo en la gran pantalla, y dos años después, regresó con una historia que deambulaba entre lo fantástico y lo real con The Tiger. Y aunque The tiger volvió a los orígenes del director, no fue ni mucho menos lo esperado después de lo que vimos en New world, por lo que tras dicho trámite, decidió volver a lo que de verdad se le da genial, el thriller.


V.I.P. tiene todas las características que encumbraron a su director y New world a la cima del cine coreano y nos entrega grandes dosis de intriga y carga argumental densa para poder deleitarnos tanto con sus personajes como con su perfección técnica. Una de las cosas que caracterizan el cine de Park Hoon-Jung es su detalle en lo técnico, esos planos llenos de sentido y significado que hacen que solo una mirada nos cuente el trasfondo de todos sus personajes y situaciones. V.I.P. es pues el retorno de un grande a un género que parece incansable e inagotable en Corea del Sur y que a nosotros nos encanta. Hoy hacemos un hueco para poder hablar de una de esas películas que nos gustaría ver en bucle.



Sinopsis: La cinta nos muestra cómo un hijo de un oficial de alto rango de Corea del Norte, Kim Kwang Il (Lee Jong-Suk), se ve comprometido con una serie de asesinatos que van a través de varios países de todo el mundo. La historia se centra en los eventos ocurridos en Corea del Sur y Corea del Norte; y en cómo la Interpol comienza a perseguirlo incansablemente tras encontrar indicios de su culpabilidad. Pero más allá de esta sinopsis reside el interés de la película, y es que lo importante aquí no es quién es el asesino o el culpable de esta trama, sino el presenciar el viaje y las consecuencias de participar en la misma. Con unas interpretaciones estelares, la historia se recrudece y nos lleva hasta el fondo del asunto sin piedad y con momentos que nos dejarán atónitos.


Todos aquellos que disfrutaron como nunca con el cine de New world están de enhorabuena, pues V.I.P. es una orgullosa sucesora espiritual de la misma. Todos aquellos elementos que nos encandilaron con su obra cumbre vuelven a estar presentes en esta cinta, dejando claro que Hoon-Jung es uno de los mejores directores dentro del género en su país. Muchos apartados hacen de esta una película más que sobresaliente y hoy intentaré desvelaros los más destacados para que podáis haceros una idea de la dimensión que adquiere esta película.



La historia engancha por un simple hecho, la primera media hora nos presenta muchos personajes y muchos contextos que luego se irán cohesionando poco a poco hasta haber encajado todas las piezas. Y lo más destacable de todo ello es el viaje que se lleva a cabo y cómo lo narra el guión, pues aunque pueda parecer algo confuso o denso al principio, luego se va esclareciendo de forma gradual. Además, la historia se aguanta sobre unos personajes de gran carisma que llenan la pantalla con sus diferentes personalidades. Y gracias a esa variedad de personalidades la película hace que no podamos elegir a un solo protagonista ni ponernos del lado de ninguno de ellos totalmente. Como decía, todos tienen sus razones de peso para conseguir sus objetivos. Una vez nos hayamos centrado totalmente en lo que va a ir ocurriendo, la película nos ofrecerá un final digno y bastante impactante. Un final el cual encaja de una manera perfecta con el prólogo de la película, convirtiendo el conflicto de intereses de cada personaje en un juego mortal. Como digo, la narrativa encaja de una manera perfecta y convierte el guión en uno de los elementos básicos de la película. Pero no solo por ello brilla esta producción, pues si nos centramos en lo meramente técnico, veremos un gran despliegue de medios, entre los cuales destaca la fotografía y el exquisito apartado sonoro. Ambos elementos se han convertido en una característica imprescindible en el cine de Hoon-Jung.



V.I.P sin duda se ha convertido de manera instantánea en la sucesora perfecta de New World y es que nada tiene que envidiarle. Además, el director consigue crear un alma propia para esta cinta y aplicarle ese carisma que ya tenía su antecesora, por lo que en ningún momento sentiremos ninguna repetitividad en sus formas ni en su contenido. Y sin duda, es todo un logro que una obra cumbre como New world no le haya lastrado ni ensombrecido, pudiendo superarse de esta manera, cosa que lo convierte en uno de los grandes directores del momento en Corea de Sur. Gracias a ello, estaremos esperando su siguiente película con muchas ganas. Otro de los elementos que quiero repasar es el reparto. Un reparto que está encabezado por muchas caras conocidas, incluso la del sueco Peter Stormare, un actor habitual del cine de Hollywood que estos últimos años ha optado por producciones mucho más selectas y curiosas como su participación en el videojuego Until Dawn, su aparición en la serie American Gods o su pequeño papel en la segunda parte de la fenomenal John Wick 2: Pacto de sangre. Sin duda su experiencia dentro del séptimo arte se nota y ofrece una interpretación impecable en todas las escenas en las que aparece.



Pero no solo la aparición de este gran actor es destacable, sino la de los diferentes actores coreanos de primera línea que hay en la película, empezando por la de Jang Dong-Gun, un actor conocido por sus papeles en El redentor o My way, con gran experiencia en varios géneros cinematográficos y un seguro de vida para cualquier director. Este hombre está acompañado del incansable Kim Myung-Min, protagonista de las recientes A day y Pandora de Netflix España; el joven talento Lee Jong-Suk, que nos ofrece una interpretación impecable y magistral como ya hizo anteriormente en Pinocchio o As One y Lee Won-Hee, un hombre que lleva una carrera muy exitosa con sus últimos papeles en Sense 8 y Steel Rain, esta última también en Netflix España. Del director poco más que añadir, pues esta es su cuarta película, y ya somos conocedores de todos sus trabajos después de darse a conocer al gran público con su clase magistral en New world. Su profesionalidad nos hace pensar que puede llegar a convertirse en una referencia del género como ya lo hicieron en su día Kim Jee-Won o Park Chan-Wook, y eso es algo que no es fácil lograr, por lo que hay que aprender de su cine e intentar seguir sus pasos, ya que así podremos disfrutar de mucha más calidad. Si las producciones americanas fueran la mitad de interesantes que las coreanas, el séptimo arte sería el arte más indiscutible actualmente. Así pues, disfrutad de este viaje policial que es V.I.P.



Conclusión: V.I.P. es un thriller frenético que nos lleva de la mano a través de una acción de altos vuelos y una trama de alta tensión que cumple con un final excelente. Uno de los mejores thrillers de su año, aunque pasó bastante desapercibido. El cine de Park Hoon-Jung siempre es un descubrimiento y aporta cosas nuevas a su mezcla de géneros.



TRÁILER DE V.I.P.:



FICHA TÉCNICA/ARTÍSTICA DE V.I.P.:


Título original: 브이아이피 (V.I.P.)

País: Corea del Sur

Año: 2017

Duración: 128 min.

Director: Park Hoon-Jung

Guionista: Park Hoon-Jung

Música: Mowg

Fotografía: Kim Young-Ho

Reparto: Lee Jong-Suk, Jang Dong-Gun, Kim Myeong-Min, Lee Won-Hee

Productora: Peppermint & Company

Género: Thriller / Acción

Nota: 9/10



NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS PARA SU VISIONADO.


NO DISPONIBLE EN BLU-RAY NI DVD EN ESPAÑA.



CARTEL OFICIAL



#Recomendaciones #Thriller #CoreadelSur